Si no eres una marca, serás una mercancía...